24 de marzo de 2014

Real Sporting 3-1 Girona

Añadido en CRONICAS por admin

El Sporting protagonizó su primera jugada de peligro cuado apenas se había cumplido el primer minuto de juego en una acción por la banda derecha, que despejó apuradamente el guardameta visitante en la frontal de su área pequeña, cuando el balón centrado buscaba rematador.
El Girona trataba de adelantar su línea defensiva. De ello se apercibía Scepovic en el minuto 9. Sirvió en largo para Lekic, que galopó hasta el área rival, pero cuando ya estaba cara a cara con el guardameta el balón le salió fuera por poco.
En el 13 respondía con remate cruzado el Girona, que también se marchaba fuera.
En el minuto 14 Santi Jara veía la primera tarjeta amarilla del partido, que le supondrá ser baja la próxima jornada, ya que es la quinta.
Bordás chutaba de nuevo cruzado fuera ante Cuéllar, mientras el Sporting presionaba en ataque con Lekic.
Scepovic se echaba a banda y participaba en servicios a sus compañeros, como el que le ofreció en el minuto 18 a Santi Jara, que se desmarcó muy bien dentro del área y, tras marcharse de su par, chutó fuera por muy poco.
En el 21, acción de estrategia, en la que Canella chutó alto.
En el 22, nueva amarilla para el Sporting. La vio Cristian Bustos. Pareció excesivamente rigurosa.
Dos minutos después, jugada muy bien trenzada por el equipo gijonés, que puso el balón a la derecha, por donde subió Lora. El centro del mostoleño fue para un certero Lekic, que metió el pie para poner el 1-0. El Sporting mandaba sobre el terreno de juego y en el marcador.
Si Lora subía su banda, también lo hacía Canella.
En el 33, en una prolongación de Bordás, Ortuño se plantó en el área rojiblanca, donde cruzó el balón, logrando el empate.


En el 36, penalti de Migue sobre Scepovic, que no vio el colegiado. Un minuto después se sacó la espina el serbio, que logró el 2-1.
La alegría se prolongaría aún más en el 38 con el tercero de la tarde, de nuevo obra Lekic, en una acción de suspense, en la que llegó, controló, aguantó y sentenció. El Sporting volvía a mandar claramente en el marcador, además de en el partido.
Lora veía también la tarjeta amarilla. Asimismo, pareció excesiva.
Instantes después, con el 3-1, los dos equipos tomaron camino de los vestuarios.
La segunda mitad se inició sin cambios.
El Sporting aprovechaba su ventaja en el marcador para darle tranquilidad al encuentro. Los rojiblancos juntaban líneas. Bordás entraba en el área, solo, sin ángulo y con Cuéllar en la portería agotaba sus opciones de remate. El Sporting trataba de no dar opciones al rival.
Cases, en combinación con Scepovic, estuvo a punto de marcar, pero sacó el balón como pudo Becerra.
El Girona introducía el primer cambio. Ortuño, el autor del tanto visitante, dejaba su sitio, lesionado, a Tato en el minuto 62.
El Sportung jugaba cómodo. En el 64, pase magnífico de Nacho Cases a Scepovic, que hizo un espectacular control para empalmar un tremendo remate que despejó espectacularmente el portero del Girona.
Sergio era también amonestado: La cuarta amarilla para un jugador gijonés por ninguna para los catalanes hasta ese momento.
En el minuto 70 Isma López entraba por Santi Jara.
En el 74, amarilla para Timor. A continuación Iván López dejaba su puesto al veterano Jofre.
Dos minutos después, nueva amarilla para un jugador sportinguista, para Mandi.
En el 79, Casquero entró por Sergio.
El partido estaba muy cómodo para el Sporting. Isma López también ensayaba el disparo en un buen pase desde la izquierda.
El Girona se hacía con el balón, pero el Sporting defendía con comodidad. Carmona entraba en el 85 por Lekic. La afición le ofreció una gran ovación al ariete serbio.
En el 90 Richy veía la amarilla. El árbitro añadiría 3 minutos, cuando ya estaba todo decidido. Los tres puntos se quedaron en Gijón y auparon a los rojiblancos a la tercera posición.

En lo referente a la grada, las banderas y banderones ondearían en nuestro fondo durante la mayor parte del partido, dando el color y ambiente merecido por nuestro equipo. También realmente destacable sería el tifo vocal, con algunos momentos dignos de mención, donde todo el fondo cantaba al unísono durante más de diez minutos una misma canción, espoleados por el resultado del partido, haciendo retumbar nuestro templo.

Al final 3 puntos que se hacían muy necesarios, atendiendo a la marcha del equipo en las últimas jornadas, y que sirven para mantenernos en la lucha por los puestos de ascenso directo a primera división. Dentro de 15 días una nueva batalla en El Molinón, y esperemos que suponga una nueva victoria de nuestro equipo. Nosotros haremos todo lo posible porque así sea.

Both comments and pings are currently closed. RSS 2.0

Comentarios desactivados!