23 de febrero de 2014

Real Sporting 2-0 Alavés

Añadido en CRONICAS por admin

José Ramón Sandoval dio continuidad al equipo que alineó en Riazor con la única novedad de Iván Hernández por el sancionado Mandi.
El Sporting inició el partido fiel a su estilo de juego, intentando tener el dominio del balón y poníendole intensidad al encuentro. A ella se sumó el Alavés, con un juego directo en el que Viguera era su referente arriba, y tratando de tapar siempre la salida del balón al cuadro gijonés. No se encerró atrás el equipo vasco, que se replegaba muy bien cuando no tenía el balón.
El partido era muy posicional y con mucha presión.
Un buen desmarque de Scepovic le permitió pisar el área y superar al portero rival en la salida, pero se quedó sin ángulo y muy forzado para disparar. El remate le salió fuera por poco. Era el minuto 18 de partido.
Apenas dos minutos después, el magnífico balón que le colgó Lora a Scepovic golpeó en el larguero tras rematar de cabeza el serbio.
Viguera daba la réplica con un chut desde fuera del área, que se marchó muy cerca del poste.
El encuentro tenía mucha intensidad y se desarrollaba envuelto en un gran ambiente en la grada.
El siguiente en intentarlo, desde lejos, fue Sergio en el minuto 25.
En el 27, Lázaro remataba alto de cabeza al saque de un córner.
El Alavés no volvía la cara al encuentro, convertido por momentos en un toma y daca.
Goitía metía los puños en el minuto 35 al saque de una falta por parte de Nacho Cases.
El partido tenía un desgaste físico tremendo.
Iván Hernández veía la primera tarjeta amarilla del partido en el minuto 40.
Llegó el final de la primera mitad sin goles y con gran bronca. El balón salió a córner a favor del Sporting en el minuto 45 y el colegiado mandó a los jugadores para el vestuario sin dejar sacarlo. El recuerdo de Riazor planeó sobre El Molinón.


La segunda mitad arrancó sin cambios.
Un posible penalti sobre Bernardo al inicio de la segunda mitad, tras un saque de esquina, lo convirtió el árbitro en falta del sportinguista.
El partido se desarrollaba en campo alavesista en esta segunda mitad. El Sporting había dado un paso adelante.
En el 55 Lázaro veía la primera amarilla de su equipo.
En el 56 llegó el gol de Carmona, al aprovechar una prolongación tras un saque de banda de Luis Hernández. 1-0 para el Sporting.
En el 62, susto para la portería de Cuéllar, en un centro que casi acaba siendo chut de Guzmán al golpear en la parte superior del travesaño.
El Alavés daba un paso adelante obligado por el marcador. Luis Hernández chutaba con veneno, pero el balón salió fuera. De inmediato, en el minuto 64, paradón extraordinario de Cuéllar a una mano.
Sandoval preparaba el primer cambio: Santi Jara por Álex Barrera.
Lora se metía al centro con el manchego basculado a la banda derecha.
Samuel Llorca tocaba el balón con la mano en su área. El árbitro, tapado, no pudo verlo. A continuación, en el minuto 72, gol anulado a Bernardo. No se sabe el motivo por el que el colegiado tomó esta determinación. No pudo ser más limpio el salto del colombiano.
En el 74 volvió a tener una gran oportunidad Scepovic, pero Goitia le sacó el balón con la pierna.
El Sporting  buscaba el segundo gol de la tranquilidad ante un Alavés que seguía luchando todos y cada uno de los balones en juego. Mandiá introducía cambios en busca de dar oxígeno a su ataque. Agotaba todos sus recursos.
En el 84 Lekic suplía a Carmona.
El Sporting frenaba el partido y Sandoval preparaba el siguiente cambio. Isma López saldría en el tiempo añadido por Scepovic, aclamado.
En los instantes finales, Isma López sirvió a  Lekic, que galopó por la izquierdo. En la punta de ataque se desmarcó Santi Jara y el ariete serbio, generoso, le envió el balón al manchego, que rubricó el triunfo con el segundo tanto de la tarde.
Apenas hubo tiempo para más. Vibrante partido y valiosos tres puntos que se quedaron en casa.

En lo referente a nuestra grada, la salida del equipo vendría adornada con múltiples banderas y banderones repartidos por todo nuestro fondo. La animación sería constante, las hordas sportinguistas se dejarían la voz durante todo el partido alentando a nuestro conjunto hacia la victoria, con momentos realmente álgidos en los que nuestros cánticos serían seguidos por el resto del estadio. En la segunda parte del partido se realizaría una rifa con el objetivo de ayudar económicamente al grupo, el afortunado ganador se llevaría un lote de productos de nuestro grupo y una camiseta del Sporting. Del mismo modo, se exhibiría una pancarta con el lema “Primero las personas después los mercados”.

En resumen, gran día de fútbol y gran victoria de nuestro equipo, que nos llena de esperanza e ilusión para afrontar la recta final de esta temporada, al final de la cual, seguramente, estaremos en Primera División. Dentro de 15 días más y mejor.

SIEMPRE SPORTING

Both comments and pings are currently closed. RSS 2.0

Comentarios desactivados!