11 de febrero de 2014

Real Sporting 1-1 Ponferradina

Añadido en CRONICAS por admin

De nuevo un domingo, y de nuevo a un hora clásica, las cinco de la tarde. Ideal para que todo gijonés de bien cogiese su bufanda y se fuese recorriendo el últimamente castigado Paseo del Muro hasta llegar a nuestro templo, sin ningún tipo de traba en forma de “día del club” o de meteorología intempestiva que impidiese alentar al equipo como se merece, por historia y tradición.

Así se presentaba el día de hoy, en el que nuestro equipo se enfrentaba a la Ponferradina, uno de esos conjuntos cuyo simple nombre nos recuerda que estamos y luchamos por salir de la Segunda División. Un partido que se presentaba realmente importante, como casi todos hasta final de temporada, para seguir en los puestos de ascenso directo a la categoría de Honor de nuestro fútbol.

Por ello, y como es nuestra obligación, desde Ultra Boys se trató de crear un ambiente en el que nuestros visitantes se sintiesen realmente incómodos, y que llevase a nuestro equipo en volandas hacia la victoria. Numerosos banderones, así como varias decenas de minibanderas se repartieron a lo largo y ancho de la grada, las cuales unidas a las bufandas de los moradores del Fondo Joven dieron un gran colorido tanto a la salida del equipo como durante todo el partido.

Sin embargo, pronto llegaría el primer mazazo para nuestros intereses. En el minuto 7 la Ponferradina se adelantaría en el marcador, convirtiéndose el partido en un asedio constante por parte del Sporting, mientras el equipo rival se encerraba atrás realizando un juego realmente perronero y plagado de pérdidas de tiempo. A partir de ese momento, la implicación de nuestra grada y de todo el estadio en general sería total en la búsqueda de la remontada.

Los cánticos serían constantes, y la animación seguiría a un gran nivel, con un único inciso para exhibir dos pancartas para mandar nuestro ánimo y solidaridad con los trabajadores de Monroe y Coca-Cola, así como para mostrar nuestro total rechazo al proceso de desindustrialización que nuestra región está sufriendo en los últimos tiempos. Con el partido entrando en su recta final y los nervios de todos los sportinguistas a flor de piel, Scepovic lograría el empate definitivo. Nuestras palmas y gargantas continuarían apretando y buscando los tres puntos, pero para nuestra desgracia, el 1-1 no se movería ya del marcador.

Con mal sabor de boca nos iríamos otra semana más de nuestro templo, viendo cómo se nos escapaban 2 puntos vitales para continuar con la lucha por el ascenso, aún más a tenor de los resultados obtenidos por nuestros rivales directos, que nos hacen salir de los puestos de ascenso directo, aunque a un único punto del líder y el co-líder de la categoría.

Muchos puntos nos quedan por jugar, y muchos partidos importantísimos por disputar hasta el final de temporada, por lo que la lucha debe ser constante, tanto por parte del equipo como de la afición para poder disfrutar el año que viene de la categoría que nos corresponde. Juntos vamos a conseguirlo.

SIEMPRE SPORTING

Both comments and pings are currently closed. RSS 2.0

Comentarios desactivados!