16 de diciembre de 2013

R.Sporting 3-2 Mirandés

Añadido en CRONICAS por admin

José Ramón Sandoval dio continuidad inicialmente al equipo que había regresado con los tres puntos de Alicante la anterior jornada. El equipo, como en el Rico Pérez, comenzó con una defensa de tres, si bien con la flexibilidad de poder convertir el sistema en un 4-4-2 con Luis Hernández y Canella de laterales, basculando Scepovic arriba a la izquierda.
Ya de principio se vio el respeto que infundía el Sporting al cuadro burgalés en sus acciones a balón parado. El Mirandés trataba de defender marcando la línea de fuera de juego.
El Sporting trenzaba su juego, robaba arriba y buscaba espacios. En el 13 Iván Agustín veía la primera tarjeta amarilla del partido.
El dominio era gijonés, a la espera de que prosperara algún remate. La guerra aérea era tremenda entre la defensa castellana y el ataque rojiblanco.
En el 26, el balón golpeó en el travesaño visitante tras un saque de esquina que remató de cabeza Scepovic. El Sporting seguía dominando el balón y el juego. Sólo faltaba el gol, que prosperara un remate.
Iván Hernandez era amonestado cumplida la primera media hora del partido.
Un minuto después lo intenteba Muneta desde lejos. Su disparo, ajustado, salió fuera.


En el 33, jugada por la banda derecha que culminó Lekic en gol. Había tocado Scepovic enviando para Santi Jara, que prosperó por la banda derecha para centrar al área, donde el serbio ganó el sito, metió la cabeza y subió el gol al marcador cruzándolo. Una acción de libro.
En el 35, abierto el melón, la acción llegó por la izquierda. Centro al área de Canella y esta vez la cabeza que apareció fue la de Scepovic. El partido estaba ya con todo a favor del Sporting antes del descanso. El Molinón lo celebraba.
Y más lo celebró en el 39, cuando Scepovic bajó el balón en la frontal, se giró, abrió espacio a su bota izquierda y batió al portero burgalés. Era el 3-0.
Había protesta en el banquillo local y fruto de ella le llegó la expulsión a su guardameta suplente.
Eran minutos de goles. En el 41 Iván Agustín, al saque de una falta, metió la cabeza para batir a Cuéllar. Un aviso para no dormirse en la competitiva Liga Adelante. Con el 3-1, todos para la caseta en el descanso.
La segunda mitad se inició sin cambios.
Canella firmaba una acción individual en la que sólo le faltó tener un poco más de fortuna cuando a su chut se le cruzó un rival enviando a córner.
Tras el saque de esquina, Santi Jara, en una centro chut muy cerrado, a punto estuvo también de cruzarla a la escuadra contraria. Dani Jiménez despejó acrobáticamente. Le había cogido un poco adelantado.
El Sporting seguía haciendo daño por las bandas mientras cedía metros al rival, que adelantaba sus líneas.
En el 17 de esta segunda mitad, una pérdida de balón del ataque gijonés obligaba a Luis Hernández a sacrificarse con una tarjeta amarilla.

En el 18, los dos entrenadores movieron el banquillo para la media hora final. En el Sporting, Lekic cedía su puesto a Carmona, mientras que en el cuadro rival era Díaz de Cerio el que se iba en beneficio de Pablo Infante.
Scepovic pasaba a posicionarse como ariete, con Carmona en la banda.
El Mirandés buscaba el balón, mientras que el Sporting trataba de asegurar la diferencia que tenía a su favor en el marcador. Nacho Cases era amonestado en el minuto 28 en una entrada por detrás a Nagore en el centro del campo. A continuación también lo era Cuéllar.

Cumplida la media hora, el Mirandés puso el 3-2. Su segundo tanto fue obra de Docal.

El plácido 3-0 que llegó a registrar el marcador dio paso a un registro más complicado en la segunda mitad.
El Mirandés no se había dado por rendido y adelantó metros con más fe que juego, aunque le sirvió para apretar el marcador.
Sandoval preparaba un segundo cambio. Dio entrada a Lora por Barrera. El de Móstoles se situaba en la medular.
El partido vivía sucesivos parones. Scepovic veía la amarilla, mientras Hugo Fraile se constituía en el último cambio, por Nacho Cases, con una sobrecarga.
Recién salido, Hugo Fraile veía la amarilla. Se trataba de parar el partido y de que corrieran los minutos. También sería amonestado Corral y, entre interrupciones, llegó el final: 3-2 en un partido en el que al Sporting le sobró la segunda parte, pero que que dejó 3 puntos de oro.

En lo referente a nuestra grada, la animación seguiría una evolución similar a la del equipo, siendo realmente buena durante la primera parte y la gran mayoría de la segunda, aunque un poco floja en los últimos minutos del encuentro debido a la tensión y el estado de nerviosismo vivido en la grada ante las ofensivas del conjunto visitante.
Con motivo de este partido se estrenarían las nuevas manibanderas, que en un número total de 160 darían un buen colorido a la grada tanto en el momento de la salida del equipo como durante el resto del partido, ya que algunas siguieron ondeándose durante prácticamente los 90 minutos, algo que animamos a hacer a todos los aficionados del Fondo Joven.
Por segundo partido consecutivo se sacaría una pancarta apoyando a Alejo, el mayordomo del estadio más antiguo del fútbol español y que anda convaleciente de una reciente enfermedad.
En definitiva, muy buen partido para despedir el año en casa tanto en el campo como en la grada, poniéndonos a tan sólo uno y dos puntos del segundo y primer clasificados respectivamente. Esperemos que el año que viene continúe la racha del equipo y que nos lleve a la máxima categoría del fútbol español.
Desde aquí desearos unas felices Navidades y sobre todo un Feliz Puta Oviedo 2014.

 

Both comments and pings are currently closed. RSS 2.0

Comentarios desactivados!