26 de septiembre de 2013

La tribuna de los 21 dias

Añadido en HISTORIA RSG por admin

Que nuestro campo es el más antiguo de España lo sabe todo el mundo, pero pocos se preocupan de hacer llegar a los sportinguistas las miles de historias que guarda entre sus paredes, por eso desde ULTRA BOYS queremos poco a poco hablaros sobre  historias importantes en nuestra historia y que a veces son desconocidas por la mayoría de los jóvenes y no tan jóvenes aficionados, historias como la de la hoy que hemos hecho coincidir con su aniversario, ya que fue un 27 de septiembre cuando se causó el incendio que destruyo la famosa grada. nuevamente la historia demuestra la importancia de nuestro club desde su existencia en el fútbol español, ya que por aquellos tiempos, que un equipo de una Villa del norte de España tuviera internacionales en sus filas y que su campo acogiera un partido entre dos selecciones como la española y la italiana no estaba al alcance de muchos.

Esperemos que os guste:

Corría en Gijón el año 1928, importante, entre otras cosas, por la construcción de la antigua lonja de la ciudad, la actual Pescadería Municipal, o edificio que está al lado del ayuntamiento y donde se va a sacar la Ciudadana, para los más despistados.

Futbolísticamente la temporada se presentaba como la más desoladora hasta el momento en los 22 años de historia del club. La directiva del mismo, contraria a todo atisbo y amago de introducción del profesionalismo, decidió que el equipo no tomaría parte en el campeonato nacional de la temporada 27-28, lo que propició el éxodo de los jugadores más brillantes. Ramón Herrera, indudable estrella de la época, tomó como destino Barcelona para recalar posteriormente en el Atlético de Madrid. También en el conjunto colchonero recalarían Pena, Tronchín y Adolfo, que serían conocidos como los “jugadores taxi” al utilizar este medio para desplazarse a los partidos de su nuevo equipo. Otros terminarían en la capital de la región, cuyo equipo aprovechó la situación de los rojiblancos para usurparle muchas de las promesas que salían de su cantera.

783878molinon2

Pese a que los rectores del club se seguían negando a la entrada del profesionalismo, ya que no entendían cómo los futbolistas preferían el dinero al honor de defender unos colores (80 años después, algunos seguimos sin entenderlo), el acontecimiento de mayor importancia en la ciudad iba a tener relación directa con el fútbol, y con el Sporting.

La federación española ofrecería a diversas ciudades españolas albergar partidos de la selección española. En Gijón, la noticia se recibió con ilusión y esperanza, pero sería necesaria la construcción de una nueva tribuna en estadio de El Molinón para albergar un encuentro internacional.

Para ello, se organizaron tres turnos de obreros (mañana, tarde y noche) que trabajarían sin cesar hasta finalizar la nueva y flamante tribuna, la cual sería de madera y tendría unas dimensiones de 114 metros de largo por 20 de ancho. La rapidez y dedicación de los trabajadores se vio reflejado en el tiempo de finalización de la obra, 21 días (como si de Samantha Villar se tratase), lo que hizo que se la conociera popularmente como “la tribuna de las tres semanas”.

El 22 de abril de 1928 la tribuna sería inaugurada en el encuentro entre las selecciones de España e Italia. Por parte del conjunto nacional destacaban jugadores como Zamora o Samitier, aunque para los gijoneses era motivo de orgullo el jugador local Adolfo, quien defendería la zamarra nacional en aquel encuentro. El acontecimiento fue todo un éxito tanto económica como socialmente, acudiendo el infante Jaime de Borbón y terminando con empate a uno.

La campaña 28-29 llegaría, y con ella el campeonato nacional de liga, que el Sporting estrenaría en la segunda división al no poseer ningún campeonato nacional previo. Las campañas sucesivas serían de frustración y fracaso para los intereses rojiblancos, quedándose varias veces al las puertas de la primera división, siendo llamado jocosamente “el primero de los no clasificados”. De la época destaca el fichaje del entrenador inglés Galloway, procedente del Tottenham Hotspurs, que creo una gran ilusión entre los aficionados.

Al inicio de la temporada 31-32, Manolo Meana, quien otrora sería el primer jugador sportinguista en defender la camiseta de la selección nacional, se haría cargo del equipo.

El 27 de septiembre de 1931, el Sporting se enfrentaría al Racing de Santander como local, venciendo por 2-1 en el partido correspondiente al campeonato Astur-Cántabro. Pocas horas después del partido, hacia las 20:30 de la tarde, se originaría un incendio en El Molinón que dejaría la tribuna de las tres semanas, la única existente en el recinto por aquella época, reducida completamente a cenizas, algo que no pudieron remediar los esfuerzos de los bomberos.

Perico Pena, una de las estrellas del cuadro local recordaba en una entrevista cómo cientos de sportinguistas se agolpaban en torno de la ardiente tribuna, llorando muchos de ellos, para ver cómo se terminaba la breve, pero intensa historia de una edificación que sería motivo de orgullo para los propios, y de admiración para los extraños.

INCEND~2

 

Both comments and pings are currently closed. RSS 2.0

Comentarios desactivados!