25 de enero de 2013

Don Anselmo López – No fueron necesarios, fueron imprescindibles (1) –

Añadido en HISTORIA RSG por admin

Hacía tiempo que veníamos pensando en hacer este articulo, ya que estamos convencidos de que nuestro fundador, es el gran “olvidado” por la afición sportinguista, todo el mundo habla de los grandes jugadores, de Ortiz, de Ferrero, de Meana y de grandes dirigentes como Viejo Feliú, pero sin desmerecerlos, parece que nadie se acuerda de quién fue el que fundó este “invento “, es bastante lamentable que en esta ciudad no haya ninguna calle dedicada a este señor y si la haya a la ciudad de Segovia, Toledo o León, al igual que me parece lamentable ( opinión personal de quien escribe esto, no de UB ) que se le quiera hacer una estatua a un entrenador que estuvo 6 años en este club antes que a su fundador, pero en fin , así es Gijón y los gijoneses, populistas puros y duros que somos.

Es por eso que queremos dejaros con este pequeño artículo para recordarle el día que cumpliría 122 años. Desde ULTRA BOYS nos hemos preocupado para encontrar el lugar donde está enterrado y una vez descubierto, empezaremos a realizar pequeños actos para recordarle y mantener vivo su legado y su figura.

Anselmo López, como ya consta, primer presidente, fundador, entrenador y visionario promotor del incipiente juego del foot-ball, nació en Gijón, y más concretamente en la calle Fernando Villamil, que por aquel 25 de enero del año 1891 era solo una travesía de la Carretera de la Costa. Su padre , del mismo nombre, casado con Crescencia Sánchez, era natural de la abadía de Cenero y falleció pocos meses antes del nacimiento de su hijo Anselmo, que fue el cuarto, detrás de sus hermanas Elena, Carolina y Josefina, que llegaron a formar una familia estrechamente unida con su madre para salir adelante en anselmotiempos nada fáciles, y sabemos que Elena, su hermana mayor, fue quien tuvo a su cargo el cuidado y formación del hermano pequeño, que cuando se trasladaron a vivir a la calle Marqués de Casa Valdés, tuvo la playa de San Lorenzo, como campo de juegos infantiles, a la vez que la proximidad al mar les servía para que durante los veranos alquilasen habitaciones de su casa a personas procedentes de Madrid, que habían elegido Gijón como lugar ideal para su veraneo.

Hay pruebas fidedignas de que en el año 1898, cuando Anselmo López contaba solo siete años de edad, sobre la arena ya se concentraban jóvenes estudiantes de ilustres familias gijonesas que habían practicado el balompié en Inglaterra, Alemania y Suiza. Y sabemos que con nueve años, y posiblemente antes, el jovencísimo Anselmo Ramón López, ya le daba patadas al balón en la playa de San Lorenzo, y no tardo en demostrar que tenia más dotes de organizador, que condiciones para ser lo que a principios del siglo XX se conocía como sportman, pues un gran amigo y que años más tarde sería el primer secretario del Real Sporting de Gijón, llamado Ignacio Lavilla, dio fe de que Anselmo López, su presidente, todo lo anotaba en una libreta en la que llevaba un exhaustivo control de las actividades deportivas, y que era un chaval inquieto y emprendedor hasta límites insospechados, que rozaban lo romántico y a veces lo inverosímil, pues incluso llego a crear otra asociación paralela llamada arte y drama, que promocionaba excursiones por toda Asturias, organizando giras campestres y concursos de canción asturiana, competiciones de deportes autóctonos, carreras de cintas, de aros, de bicicletas e interesantes campeonatos de natación en el Fomento y El Musel.

Hay que añadir como nota digna de mención que el Real Sporting de Gijón, en el año 1920 estaba afiliado a la Federación Española de Natación Amateur, además de la correspondiente de fútbol, como prueba evidente de la polivalencia de las entidades deportivas en aquellas fechas.

Fundador así mismo de la Federación Asturiana de Clubes, de la que también fue presidente, en el año 1915 paso a ocupar la secretaría de la recién creada Federación Regional Cantábrica, y comienza un periplo de viajes y contactos con la capital de España donde no tarda en sobresalir por sus conocimientos en diferentes modalidades deportivas que propician su colaboración en varias publicaciones, entre ellas Madrid Sport, revista Júpiter de Barcelona y en el Hércules de Bilbao. Referente a Asturias, hay constancia de sus escritos en el Comercio, Palenque, Gijón moderno y Asturias deportivas, casi todos ellos especialmente dedicados a la promoción del football.

En uno de sus desplazamientos a Madrid cayó enfermo regresando de inmediato a Gijón, donde ya nunca se llegó a recuperar por completo, diagnosticándole una tuberculosis intestinal, de la que falleció en su domicilio de la Calle Dindurra nº 44, el día 5 de noviembre del año 1919, próximo a cumplir los 29 años de edad.

anselmo2

Both comments and pings are currently closed. RSS 2.0

Comentarios desactivados!