26 de noviembre de 2012

Aún recuerdo los partidos de hombres que eran de verdad

Añadido en HISTORIA RSG por admin

Don Enzo Ferrero

Nació en Campana-Buenos Aires en el año 1953.

Debutó con Boca Juniors con 17 años en la temporada 69/70 ganando el campeonato.

Jugó 169 partidos en el club bostero hasta 1975 y marcó 39 goles.

En el verano del 75, nuestro secretario técnico u ojeador, que era como se llamaban antes a los que le echaban el “ojo” a un jugador, el señor Casas, lo trae al Sporting con la aquiescencia del señor Viejo-Feliú, que se fiaba a ciegas de Casas. Y eso pese a ser el traspaso más caro de la historia del club hasta la fecha: 12 millones de pesetas.

Debuta en el Costa Verde previo a la temporada a la 75/76 contra el CSKA Sofía.

En esa temporada el Sporting baja a segunda con una delantera compuesta por Churruca-Quini-Ferrero, vivir para ver…

El Presi, convoca elecciones para traspasar a Quini o a Churruca y sale, Churruca como elegido y con el importe, como sabréis, se comienzan las obras de Mareo.

Ferrero era un extremo izdo. de libro. Conducía con la pelota pegada al pie. Tenía un cambio de ritmo demoledor. Era veloz. Cuando te encaraba en estático, te la liaba fijo. En carrera, te hacía un amague y te lo comías. Centraba de cine. Lanzaba córners y faltas con maestría. No se arrugaba ante ningún defensa “cavernícola” de los de antes. Y para colmo, definía como los ángeles.

Sin exagerar, estamos hablando de un jugador que fue el mejor en su puesto. Lo que pasa es que jugó en el Sporting y ya se sabe…si lo hubiera hecho en los dos de siempre, desayunábamos todos los días con “el espíritu de…” o tonterías semejantes.

Retomando la trayectoria de nuestro hombre, digamos que por supuesto, que fue titular desde el primer día que llegó y pieza importante en el ascenso a primera, que fue por la vía rápida.

En la 77/78 y recién subidos, acabamos quintos y eso nos da derecho a jugar la primera Uefa. Los laterales derechos de la época, casi todos con bigote y malas artes, como San José, San José (el del Sevilla), Molinos, etc… ya padecían las “pirulas” del mejor extremo zurdo del momento.

A la siguiente temporada nos vamos como quién no quiere la cosa a por el título de liga, pero el estamento arbitral, la federación o maría santísima, permiten que ese “niño caprichoso” cosechase su título x y nosotros con el mejor equipo y el mejor futbol, nos quedamos de subcampeones.

El partido del Bernabéu fue un robo manifiesto con 0 a 2 en el descanso, Pirri hablando con Borrás del Barrio y “voilá” : 3 a 2 al final. Tanto Ferrero como Cundi y alguno más hablan sin ambajes de robo descarado del “mandril”.

En la segunda vuelta y previo a la batalla expulsan a Doria y a Ferrero en Salamanca por chorradas y los poderosos ganan 0 a 1 en el Templo.

En esa temporada, Enzo clava un gol olímpico (de córner) contra el Torino en el 3 a 1 de ida en Uefa.

En la siguiente temporada quedamos terceros y en el partido del Molinón contra el “ladrón de guante blanco” (el madrid, surge uno de los hechos por los que Ferrero, será siempre recordado; En los comienzos del partido y tras varios regates el patético San José le hace una entrada muy fea a Ferrero y lo curioso del caso es que el árbitro, expulsa a nuestro extremo!. Como las cosas ya estaban calientes del año anterior y dada la dureza con que se jugó éste partido y las injusticias repetidas del árbitro, se entona espontáneamente en un campo de futbol, el “así,así,así gana el madrid”.

Además se termina el partido con una lluvia masiva de almohadillas.

El Enzo, se convierte sin quererlo, en un desencadenante y un héroe de la resistencia anti-madridista.

Los años de regates inverosímiles, de miles de asistencias a Quini, de carreras por la banda, de regates en estático (de esos que tan poco ves hoy en día. Ahora la gente te regatea sólo en carrera y por potencia) y de pura habilidad, prosiguen a la par que las clasificaciones para la copa de la Uefa.

El Barca como antes con Quini, se fija en él y llega a ofertar 100 millones de pesetas, un pastizal para la época, pero la voluntad de él para renovar y el “santo derecho de retención”, hacen que acabe su carrera como sportinguista.

Eso fue en la 84/85 y tras jugar 241 partidos en primera y conseguir 54 goles para los nuestros.

Un detalle notorio fue su poca presencia con la albiceleste y es que si bien Menotti, le hizo jugar en su primer partido como seleccionador en el 74, luego no volvió  a llamarlo hasta el 81. Creo que si bien Bertoni, era bueno, Ferrero era superior, pero Menotti prefería jugadores que lo hicieran en la Argentina. (Luego Bertoni, vino de Independiente al Sevilla).

Como sabéis, se quedó a vivir en nuestra ciudad y puso negocios de ropa deportiva.

En 1990 y hasta el 93 fue director deportivo del Sporting. Una vez abandonado el cargo, entrenó al Indus al que subió a tercera de la 2002 a la 2005.

Al año siguiente le eligen en Argentina como integrante del mejor once del Boca Jrs. histórico y para “celebrarlo, entrena al engendro del pueblo ese al sur de Gijón.

También en éste año es elegido en el 11 ideal Sportinguista.

Hay que destacar, que cuando la conversión del club en S.A.D. , Ferrero adquirió 66.000 euros en acciones (cosa que no hizo ningún jugador local, ni nada por el estilo….). Eso le puso como tercer accionista, próximo a Plácido Guerrero y enemigo del cacique del diario local…el lacayo de Fdez, vamos. (Con el tiempo arreglaría sus asuntos con “ese hombre”, pues a día de hoy hace análisis de los partido del Sporting en el diario local.

En el 2007 , las cosa empiezan a ir mal en los negocios y tiene un pequeño problema con la justicia. En 2008, sus negocios cierran y para rematarlo, en el 2009, sufre un infarto.

Actualmente acude a los partidos del Molinón como un hincha más y parece que sus asuntos van mejor, cosa de la que nos alegramos, porque Don Enzo Ferrero Águila, nos dió mucho a toda una generación de sportinguistas.

Gracias “Piqui”.

 

 

Both comments and pings are currently closed. RSS 2.0

Comentarios desactivados!