5 de junio de 2012

Aún recuerdo los partidos, de hombres que eran de verdad

Añadido en HISTORIA RSG por admin

nullManolo Mesa Quirós, “Mesa”, nació en San Roque en 1952, oséa tiene actualmente 60 años. “Quillo” para sus compañeros por su acento y “siete pulmones” para los aficionados , por su increíble despliegue físico, llegó al Sporting de la mano del ojo clínico de Don Enrique Casas (como tantos ) de la Balompédica Linense en el año 1975 (con lo cual llega al club con 23 años).
Estuvo hasta los 35 años jugando con nosotros, lo que hace que fueron 12 años defendiendo la casaca rojiblanca.
Podrían haber sido al menos dos más que fueron los que pidió por renovar, pero sólo le ofrecieron uno, supongo que dudando de su rendimiento y se fue al Murcia, donde no jugó nada, por lo que se enrola entonces en el Xerez para jugar 4 años y todavía, se marcó un año más en la “Balona” como cierre a su carrera donde la empezó en 1972, o sea con 21 años de carrera futbolista (antes del RSG, estuvo 4 en la Balompédica).
Para nuestro equipo, jugó 336 partidos y marcó 36 goles. Y fue seleccionado dos veces por el equipo nacional.

Si bien estos datos ya dejan claro que el hombre tenía cuerda para largo, verlo jugar, ya era el colmo; porque Mesa era ese señor enjuto, melenudo y barbudo, que en el minuto 90 del partido, el tío seguía y seguía currando y percutiendo por su banda contra la defensa contraria.
Balones al hueco o en largo a Manolo, que llegaba.
Y claro, su aspecto diminuto y endeble no hacía más que engañar, porque era una bestia física.
Mesa, jugaba preferentemente a la izquierda del medio centro cuando tenía a Ferrero por delante y cuando se pasó del 433 al 442, jugó preferentemente de centrocampista de banda izda.
Regateaba pasablemente en estático, pero su fuerte era dejar atrás defensas con espacio por delante y no sólo porque fuera más rápido y resistente que ningún defensa, sino que los amagaba y los tumbaba.

Fue integrante del equipo del campeonato robado, del de las dos finales de copa y luego vivió el periodo de transición a los 90 con actuaciones como la del 0-4 al Barcelona, en un equipo donde asomaban Marcelino, Eloy, los Ablanedos, etc…

null
Cuando nos ponemos nostálgicos a hablar del futbol de antes y compararlo con esta cosa posmoderna que es ahora, sólo hace falta pensar en cuantos jugadores con melena o barba, o bigote o con la pinta de nuestro hombre, veis hoy en día… gomina y pelos de pincho y cosas así… y la ausencia de barro, jugadores resbalando sin parar por esa mierda de tacos en las botas, piscinazos flagrantes… ¡Qué tiempos más jodidos nos toca vivir y qué tiempos más grandes nos tocó vivir a algunos!

Manolo declaró textualmente que “el Sporting ha sido mi vida y es mi equipo”. Cosas como esas hacen que la afición y los futbolistas se sientan cohesionados en torno a la Entidad.
Tras dejar el futbol, se colocó como asesor del Patronato Mubicipal de deporte de su pueblo y en 2011 se llegó a presentar como concejal por el PSOE, aunque no salió electo.
Al estadio de San Roque, le pusieron su nombre.
Su popularidad se mantiene viva pues se creó una peña sportinguista en su honor, con el nombre explícito de “Siete Pulmones” y formada por numerosos ex miembros de nuestro fondo.

En días como los que nos toca vivir, uno no puede dejar de ponerse nostálgico y recordar con cariño aquellos tiempos en que tipos como Mesa lo daban todo por la camiseta que vestían. De aquella pensar que el Sporting iba a ser el coto privado de un chapucero que ya lleva dos descensos, era ciencia ficción: el Sporting estaba en primera para quedarse y haciendo las cosas por el libre y con juicio, estuvo 20 años seguidos…hasta que llegó la plaga.
Mesa era integrante de una generación de futbolistas que a todos los que los vimos jugar, adoramos porque eran como los deportistas deberían de ser, tanto dentro como fuera del Estadio.
¡Te extrañamos Quillo !

Both comments and pings are currently closed. RSS 2.0

Comentarios desactivados!