18 de marzo de 2012

Aún recuerdo los partidos, de hombres que eran de verdad

Añadido en HISTORIA RSG por admin

Don Joaquín Alonso González
null
Oviedo 1956. 679 partidos oficiales y 479 en Primera División y siempre con el mismo club.
Llegó al incipiente Mareo, traído del Astur por el mejor ojeador que ha tenido el Real Sporting, el también carbayón don Enrique Casas en 1975. Don Angel Viejo Feliú (ya glosado como se merece aquí) le envió a foguearse al Gijón Industrial media temporada para volver al Sporting Atlético. El presidente que sabía lo suyo, había traído con ojo clínico a un entrenador que prometía (tanto que descendió al Oviedo), para que gestionase una plantilla, que sería a la postre la mejor que tuvimos. Parece que de aquella, todo el mundo sabía cuál era su función y todos la desempeñaban con maestría y mucho sentido común. Fué don Vicente Miera (éste es el nombre del mister) quién en el año 1976 le hizo debutar contra el Elche en casa ganando el equipo, tres a cero. Esa temporada ya jugó 17 partidos consecutivos. Osea, llegó y se quedó con el puesto.
También hay que decir, que Joaquín debe mucho a Miera, porque durante las dos primeras temporadas, la Tribunona sobre todo (no siempre tuvimos un público fácil. Es más, aquí se le pitó a mucha gente y estábamos un poco “refalfiaos”) no entendía muy bien el futbol del “turco”. Sobre éste particular, hay que decir que la gente le achacaba que era lento,
pero vamos a ver, la cosa es que lo parecía, pero tenía la zancada más grande que nadie, por su altura. Luego estaba el asunto de que por sus pies o de ellos salía el futbol rápido y fácil con los pases a donde se debían dar. Menotti dijo que es el balón el que debe ser rápido o correr. Y rara vez perdía una pelota.
Para terminar de describir su juego, pues hay que hablar de que podía jugar de interior derecho (un interior, es un tipo que juega por dentro, no pegado a la raya de banda, que eso es un extremo, señores plumillas…) o medio centro con tendencia a escorarse a la derecha. Y que cubría una cantidad de campo increílble. Vamos, que no jugaba en una baldosa. Cuando el “bigotes” carburaba, todos sabíamos que el partido era ganable. El era el motor del equipo y lo fue de cabo a rabo, todos los años que estuvo. Además metía sus buenos 10 goles más o menos todas las temporadas y era un tirador de penales, certero.
La disyuntiva de decir si estuvo 16 ó 17 temporadas en nuestro club, viene por los datos mencionados anteriormente de haber llegado en el 75 y debutar en el 76. Y es que jugó su último partido con la rojiblanca en el Bernabéu en una semifinal de copa, partido de vuelta del año 1992. Como internacional jugó sólo 18 partidos, acudiendo a las olimpiadas de Moscú ´80 y al Mundial de España 1982. Y digo sólo porque todos sabemos que era el centrocampista más completo del país, pero la prensa de Madrid, como siempre a lo suyo, le crucificó en el Mundial y el triste de Santamaría (el seleccionador), tragó.
No obstante, queda el dato de que Miguel Muñoz lo recuperó para La Roja con 32 años, porque su fútbol era un escándalo.
null“Xuacu” ye Dios, ¡¿tú quién yes!?
Este cántico, surgió de manera espontánea el año que Ultra Boys se fue a Logroño a celebrar con los locales, lo de la lotería. Llevábamos la bodega del bus, lleno de cajas de sidra para invitar a la gente el domingo en el Laurel y luego vino la peña Comas a llevarnos a comer cabritu, a una nave, para agasajarnos. Total que llegamos 15 minutos tarde al partido ambas
aficiones y cuando lo hicimos, el Sporting ya ganaba 0 a 1. Joaquín se acerca a nuestra grada efectuar un saque de banda y la gente de repente se pone a cantarle tal cosa. A nuestro ídolo, se le escapó una sonrisa de incredulidad.
En ese mítico viaje salió también la canción del “vídeo de Mariano lo tiene ahora un gitano”, se vio dormir a Infras en contenedores de basura.. un “trip” (?!) memorable.
Joaquín fue capitán del equipo la mayor parte de su carrera, y eso era debido a su profesionalidad, saber estar, y porque era un ejemplo para todos. También es verdad, que tuvo suerte con las lesiones, que le respetaron, pero él siempre estaba en perfectas condiciones para jugar y eso en un vestuario donde había más buenos ejemplos como Jiménez, Cundi, Mesa,
Ciriaco… etc. Hacía que los que llegaban vieran por dónde debían ir las cosas en el equipo.
Su voz era escuchada por todos, y jamás tuvo un problema serio con ningún entrenador. Y en el campo decir que fue expulsado sólo una vez, precisamente el año de su despedida.
Por su longevidad, tuvo que vivir varias “reconversiones” en la plantilla, y ahí es donde él hacía de faro y pegamento para engarzar generaciones. El era el espejo para los que venían del B. Ahí está la anécdota de cuándo llega Avelino al primer equipo y éste que era bastante “espontáneo”, suelta aquello de que le tenía más respeto a Joaquín que al entrenador…
En la actualidad es miembro activo de la Asociación de Veteranos junto con su gran amigo Jiménez, junto al que también está asociado como agente Fifa.
Alguno nos preguntamos cómo gente tan cualificada no está trabajando en el club y otros medianías sí lo están haciendo… Será que no se quiere “vida inteligente” en Mareo, o los prefieren obedientes y calladinos…
Pasó por el mal trago de la muerte de su esposa y hace unos días se le murió el padre. También recordamos a nuestro hombre jugando al futbol playa con gran nivel y como seleccionador del equipo.
Es una opinión personal, pero desde que él se fue, tenemos un agujero en el centro del campo y no sale nadie con la enjundia necesaria para echarse al equipo encima, tocarla, hacer jugar y mandar. También es cierto que ahora nadie aguanta esa cantidad de temporadas en un equipo, ni de carrera profesional. Pero hablando de gente como ésta, es imposible no ponerse
nostálgico y decir que el fútbol moderno es una cosa de “chichinabo” comparada con esas épocas en que la gente llevaba bigotes…
Pd: Joaquín se quitó el bigote hace mucho, tanto que quizás fuera el día que dejó el fútbol, como los toreros cuando se cortan la coleta, vamos.

Both comments and pings are currently closed. RSS 2.0

Comentarios desactivados!