Archivo de 23 de febrero de 2012

23 de febrero de 2012

Aún recuerdo los partidos, de hombres que eran de verdad

Añadido en HISTORIA RSG por admin


-“Tati, ya te ficharon a otro para el tu puesto”
-“Tranquilos que ya llegará el barro”
La anécdota define al personaje, un jugador que actuaba en la parcela central del medio campo, que iba de área a área como una apisonadora, pero que encima tenía la calidad suficiente para hincharse a dar pases al hueco para que se lucieran los Ferrero, Morán , Churruca y Megido (osea, los extremos le adoraban). En concreto se refiere sobre todo al fichaje de la estrella argentina Landucci, que vino con un gran cartel y se quedó en nada.
De ahí la “Maquinona”, un futbolista total y que sólo tuvo un equipo profesional en su vida.
Tati vino al Sporting del Caudal Juvenil y debutó en 1965 con nuestro club en un partido de Segunda contra el Indauchu.
Estuvo 15 años y jugó 357 partidos con la elástica rojiblanca. Formó línea medular con fenómenos como Ciriaco, Uría, Lavandera, Puente, José Manuel o Eraña. Había dónde elegir.
Curiosamente dejó el fútbol en activo el año del “vicecampeonato” (el del caprichín merengue por la liga “nosecuántos”, frente a la que era nuestra liga por derecho. Ningún equipo jugaba al futbol como aquel), en 1979.
Tras esto, pasó a formar parte del cuerpo técnico del club como segundo entrenador o secretario técnico (qué grande aquel viaje a Rusia…! creo que con Ramiro Solís, ese hombre que luego fue a hacer el ridículo al innombrable).
Aparte, era un entusiasta lector, por lo que puso una librería y tenía un mesón con otros ex compañeros.
Mítica fue la anécdota del partido contra la Real Sociedad en El Molinón, en uno de los primeros partidos que se televisaban, a Tati en un salto de cabeza se le cayó el peluquín, lo recoje y se lo pone como puede, pero el balón le vuelve por alto, por lo que por instito salta y se le vuelve a caer. Lo recoge y sin esperar más, se marcha corriendo al vestuario.
Qué tiempos comparados con los de ahora, donde la gente se echa gomina para salir a jugar… De aquella un futbolista con 20 años o 18 mismos, parecía que tenía 25, ya fuera por bigotes, barbas o cara de paisano. El caso es que el rival se encontraba de repente frente a un chaval con pinta de paisano bragau, que obviamente iba a tener más ganas y fuelle que él.
Acostumbraba a frecuentar por amistad el ya extinto Xeitosa y todo el mundo tiene una buena palabra de un paisano del fútbol de los de antes.
Tiempos donde con el derecho de retención por parte de los clubes y la ausencia de S.A.D. se creaba un vínculo especial entre el jugador y el club donde iba a pasar toda su carrera futbolística. También lo era así para los aficionados, porque se podrían reconocer en esos titanes que salían al campo con la camiseta del club a darlo todo, porque lo consideraban suyo, no estaban de paso. Ese es el problema que tenemos ahora, la falta de arraigo genera mercenarios, “profesionales”, que tanto les da jugar en un Molinón petao y con una gran afición, como jugar en el Elche, con un estadio vacío… total, lo que cuenta es la pasta…
Os imagináis a gente como Ortíz, Valdés o al gran Joaquín tomando copas por Fomento? Venga hombre! O bailando guachiturradas…
El 14 de febrero de 2009 tras una larga enfermedad, se nos iba la “Maquinona”, sin duda un referente de los tiempos heroicos de nuestro amado club. Conmemoramos pues por éstas fechas su aniversario y no podemos más que recordar a gente como ésta, porque no todos los tiempos del Sportinguismo fueron tan sombríos como el momento actual, y en todo caso, lo que tenemos de bueno, se lo debemos a la gente que fue poniendo cimientos fuertes, como él.
Descanse en paz.